Costa Rica muestra avances y pendientes en gestión de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos

País cuenta con buenas políticas para el tratamiento de estos desechos, pero requiere de una mayor articulación entre las instancias.

Es muy probable que a usted le haya pasado: en algún momento compró un dispositivo electrónico que prometía hacerle la vida más placentera o fácil… pero su vida útil no duró mucho, se le dañó, y rápido fue a dar a la basura o a la caja de los chunches que hay que reciclar o intentar reparar… y ahí se quedan por años.

Esta historia probablemente se repita en la mayoría de hogares en nuestro país. Y aunque Costa Rica ha desarrollado estrategias para dar un mejor tratamiento a los residuos de aparatos electrónicos y eléctricos (más conocidos en el mundo académico como RAEE), lo cierto es que aún quedan muchas tareas pendientes para que esta gestión sea la más adecuada.

Las políticas de gestión y los desafíos pendientes han sido especialmente analizadas por Valeria Castro Obando, investigadora del Programa Sociedad de la Información y el Conocimiento (PROSIC) de la Universidad de Costa Rica.

Ella es una de las representantes del país en la Academia de Residuos para Científicos (E-WASTE), evento que inició el pasado 27 de agosto en la ciudad irlandesa de Limerick y culminará este sábado 3 de septiembre (ver recuadro).

Antes de partir a esta cita en Irlanda, Castro hizo un análisis sobre la gestión de residuos de este tipo de aparatos. Ella empezó por señalar que el Ministerio de Salud es la instancia encargada de coordinar todos los proyectos para el tratamiento más efectivo en materia ambiental.

Esta coordinación es fundamental, ya que en el país existe una amplia variedad de instituciones que realizan alguna labor relacionada con la gestión de este tipo de material. Aquí se incluyen diversas organizaciones no gubernamentales, instancias estatales, sector privado, entre otros. Este trabajo es fundamental para aprovechar las fortalezas de cada parte y crear una sinergia que reduzca el impacto ambiental de estos desechos.

Tareas pendientes

Pero aún quedan cosas por hacer. Castro puso como ejemplo que, en países donde se producen o manufacturan estos artefactos, las empresas cargan con la responsabilidad de recuperar el artefacto al cumplir su vida útil. Hacen esto no solo por conciencia ambiental, sino también para recapturar los materiales y reusarlos en la cadena productiva. En el territorio nacional, esa medida es aplicada de manera parcial y sobre todo por las empresas importadoras.

En Costa Rica, las campañas de recolección de RAEE son más esporádicas, con un fuerte énfasis en computadoras o celulares viejos. No obstante, las universidades públicas destacan por haber creado instancias que procesan de forma adecuada este tipo de residuos.

Por ejemplo, la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la UCR cuenta con un programa de reparación y durabilidad de motores eléctricos. El Instituto Tecnológico de Costa Rica, por su parte, posee un centro especializado para la recolección, gestión y tratamiento de diferentes materiales asociados a los RAEE, además de realizar investigaciones y cursos abiertos de forma directa con esta práctica. Además, la Universidad Nacional también tiene un sistema de gestión de estos materiales.

No obstante, Castro fue crítica y reconoció que, aunque existen esfuerzos, es necesario articularlos más.

Otra situación que aún falta por regular de una mejor manera son las prácticas en el sector informal (las conocidas chatarreras), donde el manejo y la cantidad de RAEE no están documentadas. Además, la falta de preparación del personal para el tratamiento de estos residuos puede poner su salud en peligro, debido a que muchas carecen de seguros o conviven con malas condiciones laborales.

Investigadora del Prosic, Valeria Castro: riesgos de la gestion Informal de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos

La investigadora considera que es necesario sensibilizar a estas personas para que la gestión que realizan no ponga en peligro al ambiente. Además, urgió vincular a las distintas organizaciones públicas, privadas y a los propios individuos que tienen relación con este tema, para evitar malas prácticas en esta labor.

Para el 2019, el ser humano producía unas 50 millones de toneladas de RAEE por año. Dicha cantidad es igual al peso total de los aviones comerciales que existen en el planeta. Los expertos estiman que esta suma podría llegar a las120 millones de toneladas anuales para el 2050.

Crédito: https://www.ucr.ac.cr/noticias/2022/08/30/costa-rica-muestra-avances-y-pendientes-en-gestion-de-residuos-de-aparatos-electronicos-y-electricos.html

         

Reciba el boletín de ASEGIRE

Empresas Asociadas

Conozca a las empresas y organizaciones asociadas:


Noticias más recientes

El problema ambiental más grande en Costa Rica es el consumo

La huella ecológica del costarricense es insostenible, ya que representa 8 % más de lo que el territorio es capaz de reponer. Agua, energía, biomasa, cada uno de los productos que consumimos diariamente requiere cierta cantidad de recursos limitados para...

Detalles


Costa Rica muestra avances y pendientes en gestión de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos

País cuenta con buenas políticas para el tratamiento de estos desechos, pero requiere de una mayor articulación entre las instancias. Es muy probable que a usted le haya pasado: en algún momento compró un dispositivo electrónico que prometía hacerle la vida más...

Detalles


Costa Rica traza la primera hoja de ruta para la gestión de baterías de vehículos eléctricos en la región.

La reutilización y reciclaje de baterías de litio es un tema incipiente a nivel mundial, y en América Latina está apenas en etapas de planificación, por lo que esta hoja de ruta es pionera y un referente para la región....

Detalles



Tel: +(506) 2236-6667 | +(506) 2236-6645

Email: info@asegire.com

Condominios Llorente. Apto. # 19. 200 mts al este del Convento de Monjas de Santa Ana. Llorente de Tibás. San José.