Inicio » Noticias

13

Nov

ASEGIRE lleva a cabo su primer proyecto de RSE
Consolidamos nuestro compromiso con el ambiente más allá de la gestión de residuos de manejo especial

La Escuela Santa Cruz, en San Isidro de Heredia, fue la casa del primer proyecto social de ASEGIRE, este 2018.

Durante casi 3 meses visitamos a los niños de 3ro, 4to, 5to y 6to grado para acercarlos a la educación ambiental. Con talleres interactivos, actividades lúdicas y proyectos para toda la familia, los estudiantes aprendieron sobre distintos conceptos relacionados cuido del ambiente, la gestión de residuos y el impacto de nuestras acciones.

Además de los talleres, los niños de la escuela tuvieron la oportunidad de realizar junto con sus familias, proyectos de reutilización de materiales, con los que les dieron vida a artículos que antes consideraban basura.

El proyecto también involucró a la comunidad de Santa Cruz, gracias a la campaña de recolección de residuos eléctricos y electrónicos en la zona, la cual logró recolectar casi media tonelada de residuos, que ahora están siendo gestionados para darles un fin adecuado.

Al finalizar los 3 meses de gestión, se impactó a un aproximado de 100 personas sobre las buenas prácticas ambientales; incluidos los estudiantes y maestros de la Escuela, sus padres de familia y otros familiares, y la comunidad.

07

Nov

Convertirán estereofón, bolsas y otros plásticos en materia prima para construir

Octubre, 2018

 

La plataforma Ecolones y la empresa Pedregal anunciaron este 23 de octubre un proyecto para convertir los plásticos conocidos en el país como “no valorizables”, en materia prima para la industria de la construcción.

Esta iniciativa hace que los plásticos como el estereofón, las bolsas de supermercado, las sandalias de hule y los recipientes desechables de plástico duro pasen de ser desecho a convertirse en materia prima. Sus impulsores proponen que esta transformación sea considerada supra-reciclaje, es decir, generar algo de mayor valor a partir de un insumo menor.

Aunque el proyecto ya está en funcionamiento, la recepción de materiales será progresiva, pues los centros de acopio deben desarrollar aún la logística de recolección y entrega a Pedregal de estos materiales. Las fechas, regiones y alcance del proceso será comunicado mediante la página web y redes sociales de Ecolones.

Pedregal lleva cerca de diez meses en el desarrollo del plan piloto. Los pasos claves están en proceso de obtención de patente en Estados Unidos y la incorporación de la arena sintética al proceso productivo actual ya es un hecho. Además la empresa desarrolló la línea Ecoblock, que incluirá una certificación ambiental y acreditación ambiental, y cumple con el Código Sísmico de Costa Rica.

Algunos productos de esta nueva línea son el block, los adoquines y los morteros. David Zamora, director comercial de Grupo Pedregal, explicó que esta nueva línea tendría un precio de entre 5% y 7,5%, lo que en un block de 12 pulgadas, que es el estándar, representaría unos ₡117.

“Es un producto más verde, como tantos hay de otros tipos, que no son cementicios, que viene a generar una opción para todos los proyectos que tienen mucha consciencia ambiental, que se quieren certificar LEED o que quieren tener un diferenciador, porque el cliente hoy empieza a apreciar el tema de la sostenibilidad”, explicó Zamora.

La proyección que hace Pedregal es llegar a incorporar 40 toneladas diarias de plásticos no valorizables en sus productos actuales. Conforme aumente la demanda de la línea Ecoblock, podría generar una demanda adicional.

Ecolones es el socio logístico de Pedregal, y aporta la red de contactos con 23 municipalidades y más de 100 centros de acopio, que se irán sumando progresivamente a la iniciativa.

Karla Chaves, directora de Ecolones, comentó que la iniciativa podría recibir todo tipo de plástico, pero está dando prioridad a los que no tienen mercado en el país y que suelen terminar en el ambiente.

“No queremos que estos materiales tengamos que sacarlos de los ríos o sacarlo del mar y después meterlo al Ecoblock. Si ya los consumidores, que son los que generan los materiales, los tienen en su casa, los llevan al centro de acopio limpios, secos, separados. Sacar el plástico del mar es ineficiente, es un mal negocio para el país. Si logramos que la gente desde la fuente lo ponga en el lugar correcto, nos estamos ahorrando todo el proceso de mano de obra, contaminación y hacemos economía circular rapidito”, aseguró.

Fuente:
El Financiero
Periodista: Jéssica Montero

22

May

ONU advierte del aumento de basura electrónica y la falta de legislación para la gestión de recolección y reciclaje

Enero 9, 2018

Un reciente informe del organismo internacional coloca a la Argentina en el ránking de los países de América Latina que más contaminación genera por el alto consumo de electrónicos per cápita y ausencia legislación para su disposición y tratamiento adecuado de recolección y reciclaje, después de Brasil y México.

 

Para la Organización Naciones Unidas (ONU), la región tiene una carencia de regulación al respecto de la gestión de los residuos electrónicos. Al 2018, solo siete países tienen leyes aprobadas para atender la problemática: Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México y Perú, pero incluso así se encuentran en un proceso muy inicial y necesitan hacer mejoras, respecto a otros países desarrollados.

En otros países de la región como la Argentina, Brasil, Panamá y Uruguay recién se ha comenzado hablar más seriamente para abordar un marco legislativo que regule qué hacer con los aparatos electrónicos desechados.
Todos los celulares, computadoras, impresoras, cámaras fotográficas y demás equipos electrónicos que ya no tienen vida útil se consideran basura electrónica y representa un problema para el planeta y la salud de las personas.  La también conocida como chatarra eléctrica es una de las consecuencias del mundo digital y de la sociedad de la información, indicaron desde Naciones Unidas (ONU).

Según un informe presentado en Sao Paulo, Brasil, recientemente, se muestra que alrededor del 30% de la basura es depositada en lugares inadecuados. En América Latina y el Caribe se produciría un volumen de casi 540.000 toneladas diarias de basura electrónica y se calcula que, para el 2050, la basura producida en la región llegue a las 671.000 toneladas cada día.
En tanto, la BBC Mundo publicó el último Informe de la ONU sobre Basura Electrónica de 2017 (Monitor Global E-waste 2017 en inglés) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) , en la que atribuye esta problemática a la mejora del poder adquisitivo y a la caída de los precios de los dispositivos electrónicos.

Los frigoríficos, los televisores, teléfonos, computadoras y demás equipos que se descartan contienen sustancias que representan un riesgo para el medio ambiente y para la salud.

Los datos del estudio realizado por la Universidad de las Naciones Unidas en colaboración con la Unión Internacional de Comunicaciones y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos muestran que los desperdicios han ido en aumento. En total, la basura electrónica generada en el planeta en 2016 fueron 44,7 millones de toneladas métricas, lo que equivale a 4.500 torres Eiffel de basura. Los desechos electrónicos crecieron en un 8% en dos años y solo se recicló el 20% de la basura generada, aunque desde la ONU se destacó que cada vez más países están adoptando legislación al respecto.
La gestión de la basura electrónica es una cuestión urgente en el mundo de hoy, digitalmente dependiente, donde el uso de aparatos electrónicos crece constantemente”, aseguró en un comunicado el secretario general de la UIT, Houlin Zhao.

El 76 % de los aparatos desechados en 2016 fue a parar a vertederos o incineradoras, fueron reciclados de manera informal o quedaron almacenados en domicilios. El estudio lamenta además que no se aprovechen “los ricos depósitos de oro, plata, cobre, platino, paladio y otros materiales de alto valor que son recuperables”.

Según apunta, el valor agregado de todos estos materiales ascendió el año pasado a unos 55.000 millones de dólares (46.710 millones de euros), equivalente al producto interior bruto (PIB) de países como Costa Rica, Panamá o Uruguay.

Por tipo de dispositivo, los equipos pequeños (de aspiradoras a microondas, radiocasetes o juguetes electrónicos) fueron los más comunes (16,8 millones de toneladas), seguidos por los grandes aparatos (como lavadoras o fotocopiadoras), con 9,2 millones de toneladas, equipos de frío y calor (7,6 millones), pantallas (6,6) y equipos de comunicaciones pequeños (móviles, tabletas, etc), con 3,9 millones de toneladas.

La generación media per cápita de basura electrónica repuntó un 5 % en 2016 respecto a 2014, hasta los 6,1 kilos, aunque con abultadas diferencias entre continentes, con Australia, Nueva Zelanda y otras naciones de Oceanía a la cabeza (17,3 kilos por persona), seguida por Europa (16,6), América (11,6), Asia (4,2 %) y África (1,9 ).

Europa es el continente con una tasa de reciclado más elevada (35 %), claramente por delante de América (17 %), Asia (15 %) y Oceanía (6 %), en una clasificación en la que no se incluye a África por falta de datos fidedignos.
El informe, en el que han participado la Universidad de Naciones Unidas (UNU) y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA), augura un fuerte incremento de la basura electrónica en los próximos años, con un aumento del 17 % para 2021 y una subida per cápita hasta los 6,8 kilos.

LA REGIÓN

Sobre América Latina, el documento norteamericano señala que la región tiene mucho por hacer en esta materia ya que genera grandes cantidades de basura electrónica, pero además tiene bajos índices de recolección y reciclaje.
Durante 2016, América Latina produjo 4,2 toneladas métricas con una media de 7,1 kilos de producción de desechos tecnológicos per cápita. El primer puesto en materia de contaminación por habitante lo ocupa Uruguay, con 10,8 kg; en segundo lugar Costa Rica con 9,7 kg por habitante, Chile con 8,7 kg en tercer lugar, mientras que el cuarto lugar lo ocupa la Argentina, con 8,4 kg por habitante, según las estadísticas del informe.

Pero en términos generales, los países latinoamericanos que más desperdicios electrónicos generaron fueron Brasil con 1,5 toneladas métricas, México con 1 tonelada métrica y Argentina con 0,4 toneladas métricas.

 

Resulta especialmente llamativo las grandes cantidades de basura que se generan comparado con el porcentaje que se recicla, que no llega al 3% de media en la región (a excepción de México que recicla un 36% de lo que desecha).

En muchas ocasiones, señala el texto, el reciclaje lo hacen agencias privadas o no profesionales que solo se ocupan de retirar los elementos de valor de los aparatos electrónicos, pero aún no los reciclan correctamente.

EL ESCENARIO GLOBAL

A nivel global, Asia es la región donde se genera más chatarra electrónica, seguido por Europa, América (que incluye a Estados Unidos y Canadá) seguido por África y Oceanía en términos totales.

A nivel de la basura generada por habitante, África es la que menos y Oceanía la que más, pero la organización señala la dificultad de acceder a datos fiables y cree que un 80% de los desperdicios no se documentan.

A pesar del incremento en la cantidad de chatarra, la ONU dice que se están dando pasos hacia adelante con un 60% de los países a nivel mundial adoptando legislación al respecto.

También señala que uno de los motivos del incremento de la basura de este tipo es que cada vez más personas tienen mayor acceso a estos productos y quienes ya lo tenían renuevan sus terminales o aparatos.

Para la ONU, es importante promover un enfoque de economía circular, cerrar todos los vertederos a cielo abierto y comparar el costo de la inacción con el del acceso a mejores soluciones tecnológicas. Este último representaría un costo más bajo en el futuro, ya que no hacer algo por solucionar el problema traería más conflictos a largo plazo. Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los países industrializados logran aprovechar más de la mitad del material reciclable, mientras que en América Latina y el Caribe solo llega a un 14%. Otra de las recomendaciones del informe es alcanzar una tasa de recolección del 100%. Esto significa que 41 millones de personas carecen de acceso a la recolección.

 

Fuente:
Misiones Online
Director: Marcelo Almada

09

Abr

Recuperar minerales de los residuos electrónicos cuesta 13 veces menos que la extracción minera

Así lo sostiene una revista científica y destaca que la recuperación de minerales como el oro y el cobre no sólo es sostenible sino que es barato.

Los investigadores de la Universidad de Tsinghua en Beijing y la Universidad de Macquarie en Australia publicaron un artículo en la revista “American Chemical Society’s journal Environmental Science & Technology” donde destacan la reducción de costos que se logra del reciclaje de residuos electrónicos o RAEE.

A partir del análisis de los datos de ocho empresas de reciclaje en China, calcularon el costo de extraer metales de los desechos electrónicos en una práctica llamada minería urbana. Por ejemplo, un televisor de tubo de rayos catódicos típico contiene casi una libra de cobre, más de media libra de aluminio y 0.02 onzas de oro.

Los gastos de los recicladores incluyen costos de recolección de residuos, mano de obra, energía, materiales, transporte y costos de capital para equipos y edificios. Todos fueron compensados con subsidios gubernamentales e ingresos por la venta de los materiales y componentes recuperados, asegura la American Chemical Society (ACS).

“Los investigadores concluyen que con estas compensaciones, cuesta 13 veces más obtener estos metales de la minería tradicional que del reciclaje”, dice la ACS.

Aunque el estudio se limitó al cobre y al oro extraídos y procesados a partir de flujos de desechos electrónicos formados por televisores reciclados, los investigadores dicen que sus resultados indican una tendencia y un potencial para aplicarse en una amplia gama de fuentes de desechos electrónicos y metales extraídos.

Si estos resultados pueden extenderse a otros metales y países, prometen tener un impacto positivo en la eliminación de residuos y las actividades mineras a nivel mundial, ya que la economía circular viene a desplazar las vías económicas lineales“, escribieron los especialistas.

La extracción de metales de los desechos electrónicos tiene sentido desde el punto de vista financiero y ambiental para compañías como Dell. Michael Murphy, vicepresidente de ingeniería global y cumplimiento de productos de Dell Technologies, dijo que el reciclaje genera flujos de valor.

Una clave es la extracción de metales preciosos“, dijo. “Hemos ayudado a diseñar un criterio de reciclabilidad para que nuestros socios puedan obtener los materiales que son de mayor valor fácilmente, y/o bien los devuelven a otros sectores“.

A principios de este año, Dell colaboró con la actriz y activista Nikki Reed en una colección de joyas de edición limitada realizada en los Estados Unidos utilizando oro recuperado de los programas de reciclaje de Dell. Desde 2012, la compañía dice que ha convertido más de 50 millones de libras de materiales reciclados post-consumo en nuevos productos.

 

Fuente: Comunica RSE. Comunicación de Responsabilidad & Sustentabilidad Empresaria

09

Abr

Costa Rica procesa 300 mil kilos de residuos electrónicos al año

Costa Rica procesa, en promedio, 300 mil kilos de residuos electrónicos al año, de acuerdo con datos de la Asociación de Empresarios para la Gestión Integral de Residuos Electrónicos.

Desde 2011, el país ha procesado casi 2 millones de kilos de residuos electrónicos.  Con la entrada en vigencia de la Ley para la Gestión Integral de Residuos en 2010, el manejo de este tipo de desechos ha mejorado en el país, pues de solo procesar 81 mil kilos en 2011, a agosto del presente año ya se han manejado adecuadamente 291 mil kilos de basura electrónica.

Esto es beneficioso también para la salud de la población, ya que el mal manejo de estos desechos deja libres sus componentes internos, que son altamente tóxicos. En los desechos electrónicos puede encontrarse plomo, arsénico y mercurio, detonantes de padecimientos graves como anemia, disfunción renal, dermatitis y daños auditivos.

Entre los artículos de uso cotidiano que más se desechan y se procesan, se encuentran abanicos, televisores, monitores de computadoras y teléfonos, que representan 218 mil kilos del total recolectado y procesado.
Los electrodomésticos (150 mil kilos), los aires acondicionados y equipos de refrigeración industrial (81 mil kilos) siguen en la lista de los artículos más desechados.

Fuente: LaRepública.net
Autor: Jeffry Garza.